Yoga para la menstruación

¿Has oído hablar del yoga para la menstruación? Si bien es cierto que el yoga puede ser beneficioso para todas las personas en todo momento, hay posturas y técnicas específicas que pueden ser particularmente útiles durante el período menstrual.

El yoga puede ayudar a aliviar los síntomas comunes de la menstruación, como el dolor abdominal, la hinchazón y los cambios de ánimo. También puede mejorar la circulación sanguínea y la digestión, lo que puede ayudar a aliviar los cólicos menstruales y otros problemas digestivos. Además, el yoga puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, dos factores que pueden empeorar los síntomas menstruales.

Pero el yoga para la menstruación no se trata solo de aliviar los síntomas físicos. También puede ser una forma de conectarse consigo misma y con su cuerpo de una manera más profunda durante este tiempo. Muchas mujeres experimentan una mayor sensibilidad y conexión emocional durante la menstruación, y el yoga puede ser una herramienta valiosa para explorar y abrazar esa conexión.

Muchas mujeres sufren de cólicos, migrañas y desbalances emocionales cuando llega la menstruación, sin saber una forma para equilibrar esta experiencia.

Con YOGA PARA REGULAR TU CICLO MENSTRUAL, alivia y conoce tu periodo sin los síntomas que te generan dolor.

Aprende herramientas prácticas y sencillas de respiración y relajación guiada para que vivas este momento. Alivia el dolor menstrual y conoce más todo tu ciclo.

Si estás interesada en probar el yoga para la menstruación, hay muchas maneras de comenzar. Puedes inscribirte a nuestro curso en linea de yoga para la menstruación, o incluso probar algunas asanas de yoga en casa . También puedes considerar la adición de algunas posturas específicas de yoga a tu práctica regular durante el período menstrual.

Aquí hay algunas posturas de yoga específicas que pueden ser beneficiosas durante la menstruación:

  • Postura del gato (Marjaryasana): Esta postura ayuda a aliviar la tensión en la espalda y el abdomen y puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea.
  • Postura del perro boca abajo (Adho Mukha Svanasana): Esta postura alivia la tensión en la espalda y las caderas y mejora la circulación sanguínea.
  • Postura del árbol (Vrikshasana): Esta postura ayuda a fortalecer los músculos del abdomen y a aliviar la tensión en las caderas.
  • Postura del ángulo sentado (Baddha Konasana): Esta postura alivia la tensión en las caderas y el abdomen y mejora la circulación sanguínea.

Recuerda siempre escuchar a tu cuerpo y modificar las posturas según sea necesaria