Yoga como Meditación

Como generalmente lo admiten los practicantes de yoga y los entrenadores de yoga, las sesiones de yoga tienen mucho que ver con el auto equilibrio, la paz y la meditación. Practicando la meditación todos podemos llegar al estado sublime de aprender el propósito de nuestra existencia y maximizar nuestra voluntad para alcanzarlo.

Los estudios han demostrado que la meditación contribuye en gran medida al bienestar tanto físico como psíquico, por lo que las rutinas de yoga consideran la práctica de la meditación como uno de sus principales principios.

Al reducir el dolor físico, el estrés y la presión arterial, la meditación promueve un estado mental mediante el cual podemos lograr la autocuración. Debido a todos estos incontestables beneficios que conlleva esta práctica, existe una gran variedad de información disponible en diferentes formatos, sobre las técnicas de meditación, posturas, cursos, productos y foros más eficaces.

La religión y la psicología también promueven la meditación, como una forma de evaluar nuestras acciones y buscar la superación personal. Como demuestran muchas teorías y creencias antiguas, nuestra vida presente está determinada por nuestras acciones anteriores, por lo que es vital analizar y meditar sobre las cosas que hacemos, para encontrar formas de mejorarnos a nosotros mismos y así crear un futuro más brillante. La meditación es definitivamente uno de los principios fundamentales del yoga, ya que se ha comprobado que es una herramienta confiable para lograr la claridad mental y la salud.

Una cosa muy importante que debes saber es el hecho de que existen varios tipos de ejercicios de meditación, diseñados para estudiantes de yoga avanzados o principiantes. Por lo tanto, tienes que analizar cuidadosamente todos los detalles e información proporcionada en todas y cada una de estas técnicas y ejercicios, para que obtengas los máximos resultados de tus rutinas de meditación.

A pesar de que muchas personas creen que, al igual que la respiración, la meditación es algo que surge naturalmente y no se puede enseñar, existen algunos aspectos de este proceso que pueden aumentar su eficiencia y sus resultados en muy poco tiempo.

Uno de los aspectos que tienes que tener en cuenta es el momento del día en el que realizas tu meditación de yoga; por lo tanto, sería perfecto si pudieras hacerlo ya sea por la mañana o bien entrada la noche, ya que en esos momentos particulares del día, el ambiente está cargado de un alto nivel de energía espiritual.

Consejos para Meditar
  • Antes de iniciar la sesión de meditación libera tu mente de todas las preocupaciones.
  • Ubícate en un lugar tranquilo, donde no te molesten.
  • Elige el mismo momento del día, así como el mismo lugar, para tu rutina de meditación.
  • Centrarte en la meditación; no dejes que tu mente se pierda en otros pensamientos.
  • Sigue un patrón de respiración.
  • Tu cabeza, espalda y cuello tienen que estar colocados en una línea recta perfecta.

Recuerda que es crucial tanto realizar la sesión de meditación como observar los resultados, para acercarte a experimentar la suprema sincronización entre el cuerpo y el espíritu.